sábado, 20 de junio de 2015

El amor ingenuo



se quemaba el día

entramos 
por el umbral

sin derretirnos

es nuestra noche 


secreta

dispuestos a encender

la fogata de

los cuerpos

fundirnos

incandescentes

amanecer

con el alma calcinada



Seguime en Facebook