domingo, 2 de octubre de 2016

Esta mañana



en un café sentados
cada cual en su mesa

tres hombres

la misma edad
los mismos gestos

el ceño fruncido
la mirada perdida
en un punto distante
buscan la última sudestada
que los aleje
de ese horizonte cercano

En eso
una mariposa irrumpe
la persigue un niño y el sol
recorta las siluetas detenidas
son estatuas
de una plaza en primavera


como si llegaran a un acuerdo
los tres hombres se levantan

de cada par de ojos nace un brillo
que atraviesa la ventana
el único haz de luz
serena y transparente
ilumina
allá afuera
esta mañana

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguime en Facebook