sábado, 11 de junio de 2016

Para estar acá



no necesito tiempo
un cuerpo firme
una mirada clara


no me hace falta una historia
verdadera o falsa
un camino por delante

ni un piso una cama un techo
una mesa servida
la luz oblicua de una lámpara

ni siquiera la calma de la espera
estar atento a repetir las cosas
ser amable y fiel a cada rato

no me sirven el pulgar para arriba
ni la copa alzada ni las ganas
de persistir hasta lograrlo

tampoco vivir en un rincón
a oscuras la cabeza entre las piernas
lamentando los errores cometidos

Para estar acá solo necesito
las pupilas abiertas
un cristal espejado
su reflejo
repentino
en la penumbra de un sueño

llegada
inevitable
de otra voz
al mundo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguime en Facebook