sábado, 21 de mayo de 2016

No me importa llegar tarde


Que esperen
Prefiero detenerme
en la esquina
y ver
esta paloma


aplastada
irreconocible
en el cordón de la vereda

la rescata del olvido un
músico callejero
rostro aimara
voz de guitarra y siku
ofrece un canto
a la vida que se fue

la música se eleva
las notas
suenan suspendidas
la despiden en un recorte del cielo

entre el contorno de las nubes
y las copas de los árboles


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguime en Facebook