sábado, 20 de febrero de 2016

Atravesar la noche del 31 de diciembre de 2015










Anochece
el ventanal abierto
me acerca la playa
la oscuridad no interrumpe
esta isla de luz tenue
las palabras se vuelan
en la arena tibia encuentran voces
que el mar trajo de otros años
tengo los ojos enrojecidos
de tanto someterme a la penumbra
en este fragmento del día
soportar
la última hora
a solas conmigo

Afuera 
el mundo 
¿qué celebra?
¿el año que acaba y deja
un inmenso resquemor?
¿el que le sigue
y ya cuelga del abismo?

Oigo la llave
dar vueltas en la cerradura
el rechinar de una manija
la puerta se abre
la noche que entra
de a poco se enciende
deja un pedazo de cielo
estrellado
sobre mi cabeza quieta



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguime en Facebook