miércoles, 6 de enero de 2016

Envuelto en una caricia

la última de tu mano 
me lleva el viento
a caminar sobre piedras
reflejadas en el agua 
transparencia de los pies
cristal el cuerpo
brillo que se desprende
en el intento arrebatado
de tenderse boca abajo
sobre un campo de amapolas
es un ensueño levitar
desvanecerse después
en un desierto de nubes

con pasitos inaudibles
una gaviota se acerca
yo soy un ave de paso
ella un gatito en el cielo
acaricio su lomo frágil
restriega en mi pierna su cabecita
pareciera ronronear hipnotizada
mientras cae el sol
detrás del horizonte blanco
atardeciendo en sus ojos negros
hasta que el cielo se apaga

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguime en Facebook