domingo, 8 de marzo de 2015

Al fin


lo descubrió
no sabe cómo
solo acontece
en un trajinar de presencias
con una inusitada calma
es un destino añorado
indeseable a la vez
esa revelación anunciada
le susurra una confidencia:
un descubrimiento así
supone la ventaja de ser
el primero
Hoy nada más
lo acosa la frase
que lo protege de toda
la puta incertidumbre
se la lleva a la boca
la traga y se promete
no pronunciarla
Llega un día
sin saber de dónde viene
esa luz inevitable
lo acorrala, lo indaga,
se lo exige y entonces
él escupe…
¡…Fui yo!,
Fui yo quien descubrió
que a veces pareciera,
y solo esas veces, no otras,
pareciera
que hubiese alguien más
en el mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguime en Facebook